Skip to content Skip to footer

LA PASIÓN DE UN PUEBLO

Desde 1976, Oliva de la Frontera celebra cada año durante la Semana Santa su Pasión Viviente, una representación de los últimos días de la vida de Jesucristo cargada de emoción y tradición, una catequesis viviente y un acto cultural sin precedentes. Más de 500 personas participan activamente en esta Fiesta Declarada de Interés Turístico Nacional desde 2018 que este año cumple su 50 Aniversario.

Durante la Semana Santa de 1.976, se escenificó en Oliva por vez primera la Pasión Viviente, aunque la idea venía ya madurándose años atrás. Por una parte se quería potenciar en la comunidad cristiana del pueblo una vivencia más real de los acontecimientos de la Pasión del Señor que sucedieron en Jerusalén. Por otra, en el pueblo se contaba con escenarios naturales que podían hacer posible el proyecto de representar al aire libre los distintos momentos de la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesús. Las tradicionales procesiones imagineras locales de la Semanas Santa se estaban convirtiendo en algo monótono y es por ello, que se decidió apostar por algo diferente.

El cura párroco D. José Ramos Capilla y un grupo de jóvenes y adultos, entusiasmados por la idea, se lanzaron a preparar unos guiones sacados literalmente de los evangelios y a organizar unos escenarios que ambientasen históricamente los hechos de la Pasión. La idea de su escenificación, sin precedente de ninguna clase, la venía madurando D. José ocho años atrás, cuando se fijó en un “Descendimiento” que se venía realizando cada Viernes Santo con el Cristo articulado de la Parroquia San Marcos Evangelista apoyado, además, por aquellos sentidos y emotivos pregones del recordado D. Carlos Lima no obviando, sin duda, esos escenarios naturales del pueblo. En el año 1.976 el sueño, se tornó en realidad.

Con la colaboración de profesores de E.G.B., universitarios, electricistas, peluqueros, carpinteros, técnicos de sonido, albañiles, agricultores, funcionarios y personas de todas las clases sociales e ideologías, se consiguió poner en escena la primera representación que animó al pueblo a seguir adelante con el proyecto. A partir de ahí se constituyó la “Agrupación Local de la Pasión Viviente”, inspirada en los sentimientos religiosos del pueblo de Oliva, en estrecha comunicación con la Parroquia, a la que consideran como su centro espiritual.

Cada año, fue aumentando la participación popular hasta conseguir que en la actualidad, más de 500 personas participen activamente en el drama doloroso de la Pasión de Cristo que agrupa escenificaciones durante los días clave de Pasión: Domingo de Ramos, Jueves Santo, Viernes Santo y Domingo de Resurrección.

Durante los días mencionados, el sentir del olivero y el turista inunda las calles al contemplar a Jesús sanando al ciego, partiendo y compartiendo el pan, cuando llora amargamente en el Huerto de los Olivos, o cuando muere en la cruz ante el dolor de su madre, por ejemplo.

Estos hechos, hicieron despertar hace años, la ilusión renovada de crear una cantera de actrices y actores para la representación. Con ello, se suplió además el deseo de todas las niñas y todos los niños que se acercaban y que no podían, por su edad, ser partícipes directos en los papeles más principales de la representación. Así nació, y se mantiene y crece a día de hoy, con el mismo empeño y la misma dedicación,  la Pasión Viviente Infantil.

Tanto la una como la otra, convivirán en la Historia pasada, reciente y futura de Oliva y serán legado artístico, cultural y religioso para todas las generaciones venideras.

Comparación de la escena de la Última Cena en los primeros años y en la actualidad
BeforeBeforeAfter

Comparación de la escena Proceso ante Pilato en los primeros años y en la actualidad

BeforeBeforeAfter

Cómo contactar con la Asociación Cultural

Ven a vernos

Plaza del Ayuntamiento, 2
06120. Oliva de la Frontera, Badajoz

Redes

Patrocinado por:

Pasión Viviente Oliva de la Frontera © 2024. Todos los derechos reservados.